MIS AMIGOS
PÁGINAS DE MIS AMIGOS QUE PUEDES VISITAR
ANTI-BULLYING
A OTRA ORILLA...
EL SITIO DE MI RECREO
FOROLATIDOS
LA PANTALLA VIVA
LAS DIVAS DE LA LOCURA
MAGNOLIA JUEGOS
POEMAS DEL ALMA
QUINTO FLASH
RINCONCITO COUNTRY
SOMOS ARGENTINA
SUBAMOS A LA COMBI
VICTOR OMARIA
ZONAYOGA

--BULLYING

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

--BULLYING

Mensaje por Mafiqui el Dom Jun 17, 2012 11:47 am

Bullying

El concepto refiere al acoso escolar y a toda forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre escolares, de forma reiterada y a lo largo del tiempo.
Los casos de bullying revelan un abuso de poder. El acosador logra la intimidación del otro chico, que lo percibe como más fuerte, más allá de si esta fortaleza es real o subjetiva. Poco a poco, el niño acosado comienza a experimentar diversas consecuencias psicológicas ante la situación, teniendo temor de asistir a la escuela, mostrándose retraído ante sus compañeros, etc.

A continuación se detallan los posibles signos de advertencia que debemos tener en cuenta al momento de identificar la existencia del fenómeno bullying en el respectivo entorno educativo.


1. Comportamiento: Ya sea en su hogar o en la institución educativa, cuando un menor sufre acoso escolar tiende a presentar cambios en su comportamiento, así como en su humor. La depresión, la tristeza, el llano e irritabilidad se hacen presentes con frecuencia, además de pesadillas y falta de apetito. Los primeros indicativos para estar alerta, son si un alumno se torna poco comunicativo, presenta vergüenza o miedo a las represalias, aunque esto parezca normal, habría que indagar de donde y por qué provienen estos sentimientos. Teme ir de camino a la escuela, tomando rutas ilógicas, ya sea caminando o en algún transporte público. Constantemente llega del colegio ansioso, a veces con los ojos lagrimosos, como también con un característico rostro de tristeza, depresión o infelicidad; cambia de humor de forma inesperada; está irritable y con rabia repentina, rebelión constante, agresividad. En algunos casos, el alumno también demuestra un abandono poco usual respecto de su apariencia personal.

2. Dolores. Uno de los indicios más recurrentes cuando un niño es víctima suele ser la presencia de dolor de cabeza, estomago, mareos o vómito. Algunos de estos síntomas hacen frecuente aparición horas antes de asistir al complejo educativo. Si nota que alguno de los alumnos presenta estos síntomas con con regularidad, entonces debe actuar de inmediato.
3. Distracción. Estar alerta si a un alumno se le extravían o deterioran sus pertenencias escolares o personales, tales como lentes, mochila, estuches para lápices o libros. Además, los indicios de ropa rota o rasgada son frecuentes.

4. Golpes. En torno al bullying se tiende a imponer una cultura del silencio, pero el cuerpo es una de las pruebas más fiables para conocer si el menor sufre agresiones por parte de compañeros. Las víctimas suelen no informar a los adultos acerca de la situación que están viviendo, por lo que muchos padres y profesores no saben quién está siendo víctima de una intimidación. Es importante cerciorarse si aparecen alumnos con Evidencias físicas de violencia tales como golpes, hematomas, cortes o rasguños. El niño afirma que se deben a caídas o accidentes, o a veces ni siquiera sabe explicar qué le sucedió.

5. Aislamiento. Algo que podemos observar es si tiene pocos amigos o no tiene amigos; no invita a compañeros a su casa y rara vez va a la casa de amigos; la motivación primordial de los niños en la convivencia e interacción con sus compañeros pero al presentarse la agresión constante, el niño se retrae socialmente. Indagar por qué no quieren salir a recreo, ni muestran interés por relacionarse con sus compañeros, o no acude a excursiones, visitas del colegio, entre otras. Si evita salir de casa, e incluso si se niega a asistir a su centro escolar o insiste en entrar o salir acompañado (también al sanitario), el niño puede ser víctima de acoso escolar.

6. Docentes: Los profesores deben estar al pendiente en la relación que existe entre los mismos alumnos y alumnas en los pasillos y en el patio, sobre todo en el recreo; así como prestar atención a los mensajes o rayones que llegan a haber en las puertas de baños o paredes, y qué nombres aparecen habitualmente. Los maestros o prefectos deben darle importancia a las risas o abucheos repetidos en clase contra determinados alumnos o alumnas, ya que esto puede ser una de las causas por las que no quieran acudir al colegio o escuela y tengan miedo a expresarlo. Poner más cuidado a los alumnos que presenten alguna diferencia a los demás, ya sea por su aspecto físico o por su personalidad; así como prestar atención si un niño (a) se queja insistentemente de sufrir insultos, burlas, bromas pesadas o incluso agresiones físicas. A veces, es más fácil identificar a aquellos que intimidan que a quien está siendo víctima.

7. Rendimiento escolar. Además de resistirse a asistir a la escuela, el rendimiento escolar de una víctima de intimidación tiende a variar, pues se presenta la pérdida de concentración e interés en el estudio (por ejemplo, al hacer tareas) y bajos niveles de rendimiento académico que a su vez dificultan considerablemente su aprendizaje.

Fuentes:
http://www.education.com/magazine/article/Warning_Signs_that_Your_Child/
http://psicoterapiainfantilsm113.blogspot.com.ar/2010/11/senales-del-bullying.html
http://garciaflamenco.wordpress.com/2011/09/22/5-senales-del-bullying-en-la-escuela/
http://www.eluniversaledomex.mx/nezahualcoyo/nota12922.html
http://elmanana.com.mx/notas.asp?id=235040

FUENTE DEL TEMA: https://www.facebook.com/pages/Anti-Bullying-ARGENTINA/173755859386778

_________________

Mafiqui
Admin

Mensajes : 300
Fecha de inscripción : 14/06/2012
Edad : 51

Ver perfil de usuario http://laplumademafiqui.pagina.gr/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.